stocks de ropa

¿Qué ocurre con los stocks de ropa que no son vendidos a final de temporada?

Cada año, se producen 150 millones de prendas de vestir en todo el mundo y no todas se venden. La reventa de ropa de marca a distribuidores mayoristas es la mejor solución para deshacerse de la sobreproducción textil.

Las tiendas de moda están en una carrera contra el tiempo para deshacerse de la ropa que se amontona en sus estantes. De hecho, según UNECE, alrededor del 40% de la ropa producida anualmente nunca se utilizará a pesar de estar en perfectas condiciones.

Qué hacer con la ropa sin vender

La industria textil produce mucha más ropa de la que los consumidores están dispuestos a comprar. Con un modelo de producción basado en la moda rápida, las tendencias cambian rápidamente, incluso en tan solo unas semanas, por lo que lo que está de moda hoy estará pasado de moda mañana.

Dado que la nueva legislación sobre residuos prohíbe la destrucción de productos nuevos no perecederos, incluidos los textiles, las alternativas para la eliminación de los excedentes son las siguientes:

  • Ventas: los artículos están sujetos a sucesivas reducciones de precio, hasta el punto de venderlos por menos de lo que cuesta fabricar.
  • Outlets: las tiendas especializadas en liquidación venden todo tipo de ropa de marca con descuentos de hasta el 80%.
  • E-commerce: son plataformas online especializadas en ofertas flash y venta privada. Pueden actuar como meros intermediarios de la marca o comprarles todas las acciones.
  • Donación y reciclaje: si bien esta opción tiene beneficios humanitarios y ambientales, implica la pérdida total de la inversión realizada para adquirir el stock.
  • Distribuidores mayoristas de ropa de marca: estos liquidadores compran grandes cantidades de ropa de marca sin usar para la venta en terceros países, en estricto cumplimiento de la ley.
  • Distribuidores de ropa de marca al por mayor: su mejor opción cuando se trata de liquidación de excedentes.

¿Cómo pueden los distribuidores mayoristas de ropa de marca alcanzar sus ODS sin renunciar al ritmo acelerado que impone la moda rápida?

La clave para lograrlo es vender el exceso de ropa a liquidadores especializados, como Tekstila, que puede encargarse de revenderlo en países autorizados siguiendo sus restricciones para proteger su marca.

Trabajar con Tekstila permite canalizar los excedentes de ropa a los mercados internacionales de forma regular. Esto hace que el modelo de producción de moda rápida sea más sostenible, integrándolo en la economía circular.

Tekstila es definitivamente la alternativa más rentable y respetuosa con el medio ambiente para todas las empresas textiles que necesitan distribuir su producción excedente. ¿Eres uno de ellos?

Tekstila ya es un socio de confianza para las marcas internacionales de moda rápida. Encuentran con nosotros una solución circular a su sobreproducción y stock sin vender mientras recuperan su inversión, despejando su almacén y franquicias de la antigua colección. La confianza se gana gracias a la transparencia y la trazabilidad en nuestras operaciones cuando las empresas de moda saben que su marca está protegida al momento de resolver sus problemas de stock. ¿Eres uno de ellos?

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp