Equipo

Ser sostenibles por fuera implica ser sostenibles por dentro. Para ello, las personas que integran los equipos de trabajo deben interiorizar y llevar a cabo una forma de trabajar que concilie los objetivos actuales con los futuribles. 

Albert Graupera

Gerencia

Rafel Vera

Gerencia

La sostenibilidad aplicada al trabajo

Entendemos por sostenibilidad la satisfacción de las necesidades presentes sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer las suyas, garantizando el equilibrio entre crecimiento económico, cuidado del medio ambiente y bienestar social. Y, ¿Cómo afecta esto al trabajo? Y, ¿A las organizaciones?

Las organizaciones en sí mismas no son nada. Existen en tanto que lo hacen las personas que forman parte de ésta. 

Características de un equipo de trabajo sostenible

Objetivo común

Lo más importante es la existencia de un objetivo común. Éste es el nexo común que aglutina todos los esfuerzos y dota de una dirección específica y concreta al trabajo. Para llegar hasta aquí es imprescindible hablar sobre éste de manera transparente, redefinirlo tantas veces como sea necesario y compartirlo y explicarlo para que siempre esté muy presente.

Celebrar el objetivo, y también las pequeñas metas dentro de éste que se van alcanzando, es fundamental para mantener la motivación, un gran pilar de los equipos de trabajo sostenibles.

Compromiso

Es absolutamente necesario estar comprometidos con el proyecto. Pero, también, con los demás miembros del equipo y, por supuesto, con uno mismo. Esto significa estar dispuesto a explicitar las dificultades y conocer la de los demás y a apoyarles. Ello también conllevará, en ocasiones, decir que no y explicitar honestamente la diferencia. Aprender del conflicto y del error es muy importante para los equipos de trabajo sostenibles y éticos. 

El ambiente es una pieza clave de las empresas con estas características. Las conductas no productivas como la queja excesiva, el cotilleo y, en general, las actitudes tóxicas, no son saludables.

Responsabilidad individual

De la misma manera que sucede en la sociedad, a menudo hay personas que esperan que los cambios vengan de fuera, de los demás. Queremos mantener el planeta, pero no ponemos excusas para no reciclar, por ejemplo, por falta de espacio. En las organizaciones de este tipo la responsabilidad pasa por compartir todos aquellos talentos inherentes y adoptar lo posible de los compañeros para hacer lograr esos cambios, y sobre todo, mejoras.

Mirada de futuro

Siempre se debe actuar bajo el lema “nadie es imprescindible”. Una persona se puede querer o tener que marchar un día por las circunstancias que sea y esta marcha debe incidir en la empresa lo mínimo posible. Para ello es básico que todo lo que se construya sea sostenible en el tiempo. Es decir, lo que está pendiente de terminar debe tener unos procesos que permita que un compañero u otra persona pueda retomarlo donde se dejó. 

Crecimiento

La empresa genera para sus trabajadores y colaboradores oportunidades de formación, capacitación, crecimiento y desarrollo profesional con la finalidad de aportar solidez y estabilidad a largo plazo. Parte de este crecimiento está relacionado con el bienestar y consiste en dotar al trabajador de espacio para la vida familiar y otras peticiones coherentes que motiven al equipo a trabajar con pasión, dejando su huella en la organización.

Las nuevas generaciones representan un desafío para la sostenibilidad en las empresas. Éstos tienen expectativas de cambios más rápidos que otras generaciones y suelen rotar con mayor frecuencia si no se sienten motivados o no ven retos; necesitan sentir el desafío de superarse, adaptarse y reinventarse a sí mismo cada día.

¿Hablamos?